Playas de Menorca en invierno

Las joyas no están al alcance de cualquiera. Por eso, son muy pocos los que conocen la esencia de Menorca en invierno; y son muchos los que nunca la conocerán.

Con la llegada de los meses más fríos y la temporada baja, la población de la isla desciende drásticamente. Buena prueba de ello son las urbanizaciones de costa: las viviendas cerradas y desocupadas, las embarcaciones en dique seco y un mar cristalino inigualable hacen que la vida sea diferente, tenga otra luz, otro ritmo, otra aura. La mar embravecida de los temporales invernales es una imagen habitual y espectacular, aunque muchos días pueden ser también soleados y apacibles. Es en estos días en los que no es raro encontrar a gente practicando deportes náuticos, bicicleta, carrera, equitación, por no hablar del senderismo por el Camí de Cavalls, una actividad muy popular en esta época; se trata de paseos de un alto valor paisajístico que ofrecen al caminante el espectáculo de la naturaleza en estado puro durante todo el año.

Durante este periodo de hibernación de la isla, donde todo vuelve a su dimensión humana, en la mayoría de playas observamos restos de posidonia, hojas arrancadas por los temporales o, simplemente, que dejan espacio a las nuevas que han de brotar en primavera, como cualquier otra planta. La posidonia no es un alga, es una planta acuática fundamental para nuestro ecosistema marino y terrestre, ya que mantiene fija la arena, y a buen resguardo, cuando los temporales azotan la costa. En verano puede retirarse en algunas playas urbanas más frecuentadas para que el disfrute de los visitantes sea total. Entonces, al acabar el verano, se repone para que continúe con su función defensiva.
Este video ha sido grabado durante los meses de febrero y marzo. Ha querido ser un homenaje a aquellos que, en invierno, donde otros ven monotonía, perciben belleza, tranquilidad, harmonía, equilibrio… Se trata de una ocasión inmejorable para que los que nunca han descubierto “la cara oculta” de Menorca tengan la oportunidad de conocerla. Y si reconocen en ella su valor primigenio, sabrán que podrán disfrutarla los meses del año en que los días son más cortos, pero también más llenos de sensaciones intensas y auténticas.

Déjate seducir por la Menorca más prístina…

Los datos y precios de las propiedades pueden sufrir cambios sin previo aviso, incluso no estar ya a la venta debido a su retirada o que ya han sido vendidas. Hemos hecho todo lo posible para asegurar que la información detallada sea correcta, no obstante Portal Menorca no se hace responsable de errores u omisiones.

Volver arriba